Con fuerte custodia, llegó desde Rosario a Caleta Olivia el femicida Mario Bosso

Había sido atrapado el 12 de septiembre en General Lagos, por efectivos de la Unidad Especial de Investigación del Crimen Organizado (UEICO) de Santa Fe, que trabajaron de manera coordinada con sus pares de la DDI de la Policía de Santa Cruz.

Sobre Mario Matías Bosso (44), pesaba una orden de captura de esta provincia por haber violado la prohibición de salir de este territorio.

En 2011 lo habían condenado a poco más de 18 años de prisión por el homicidio de Graciela Montenegro (29), perpetrado en junio de 2009 en Pico Truncado, a la cual mató a golpes y puñaladas y luego abandonó su cuerpo en una laguna impregnada de salitre.

En 2018 logró obtener el beneficio de extramuros para trabajar y en 2021, la libertad condicional, pero se le prohibió abandonar territorio santacruceño, a lo que hizo caso omiso ya que en enero de 2022 se fue hacia Rosario, acompañado por quien era su nueva pareja, Valeria Contreras.

Conducía un auto que volcó en cercanías de la localidad pampeana de General Acha y falleció la mujer, en tanto que él sufrió heridas y fue derivado a un hospital público.

Cuando la Justicia tomó conocimiento de esa circunstancia, ordenó su captura, pero Bosso ya había desaparecido cuando le dieron el alta médica, hasta que a principios de septiembre, la UEICO de Santa Fe logró ubicar su paradero.

Arribó a media tarde de este miércoles a Caleta Olivia, esposado y fuertemente custodiado por un oficial de la Policía santafesina, personal de la DDI y efectivos de la División Fuerzas Especiales de Santa Cruz

Quedó alojado en un calabozo de la Comisaría Segunda, a disposición de la Cámara Primera en lo Criminal, que tiene asiento en esta misma ciudad. (Fuente y foto: La Prensa Santa Cruz)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.